MODULO 5 – DE LA SEPARACIÓN JUDICIAL DE LOS BIENES MATRIMONIALES Y...

MODULO 5 – DE LA SEPARACIÓN JUDICIAL DE LOS BIENES MATRIMONIALES Y DE LA LIQUIDACIÓN DE LA COMUNIDAD DE GANANCIALES

0 430

DE LA SEPARACIÓN JUDICIAL DE LOS BIENES MATRIMONIALES Y DE LA LIQUIDACIÓN DE LA COMUNIDAD DE GANANCIALES

 

1 INTRODUCCIÓN

La doctrina reconoce dentro del derecho de familia, el derecho institucional de familia y el derecho patrimonial. Este último hace referencia a los elementos patrimoniales que emergen de las instituciones de familia, aquí nos estamos introduciendo un tanto al Derecho Civil.

El matrimonio y la unión libre o de hecho hacen necesario regular la relación patrimonial emergente, es decir, ¿cómo se administrarán y dispondrán los bienes?. Esta forma de administración y disposición se denomina régimen de bienes, entendiéndose por tal el conjunto de normas que regulan los aspectos económicos de una pareja casada.

2 CLASES DE REGÍMENES DE BIENES

Por su origen: En el derecho comparado esas normas pueden ser convencionales o legales, entre nosotros únicamente existen las legales (art. 102).

Por sus efectos: La doctrina reconoce los regímenes, de separación de bienes, de participación y de comunidad.

b-1 Régimen de separación de bienes

Tanto los adquiridos antes, como después del matrimonio, son propios de cada esposo.

b-2 Régimen de participación

Es un régimen mixto entre la separación y comunidad. En constante matrimonio hay separación absoluta de bienes; al extinguirse hay cierta participación en los bienes del otro.

b-3 Régimen de comunidad

Se define como el sistema económico matrimonial que implica una comunidad de adquisiciones onerosas que determina que a su disolución se hagan divisibles por mitad las ganancias y beneficios obtenidos indistintamente por cualesquiera de los cónyuges durante el matrimonio.

3 CLASES DE REGÍMENES DE COMUNIDAD DE GANANCIALES

a) Comunidad universal.- Todos los bienes son comunes, o sea, los adquiridos antes y después del matrimonio por cada cónyuge.}

b) Comunidad limitada.- Algunos son bienes comunes y otros privativos. Generalmente son comunes los muebles y bienes de uso diario.

c) Comunidad de bienes futuros.- Los que se adquieren del matrimonio en adelante.

d) Comunidad de adquisiciones onerosas.- Los bienes que se adquieren por título gratuito son propios y comunes los que se adquieren onerosamente, Ej: los adquiridos con trabajo de cualquiera de los cónyuges.

Nuestro Código se afilia a la de adquisición onerosa.

4 NATURALEZA JURÍDICA DE LA COMUNIDAD DE GANANCIALES

Es una comunidad de tipo germánico o en mano común, esto quiere decir que la masa común no es susceptible de dividir en cuotas, o sea no es igual a la copropiedad ordinaria donde hay un derecho íntegro de los dos cónyuges sobretodo.

Esta masa no es persona colectiva, no tiene personalidad jurídica. Los derechos y carga en tanto comunes recaen sobre la totalidad de la masa, funcionando como un patrimonio separado del propio.

5 PRINCIPIOS DOCTRINALES QUE RIGEN LA COMUNIDAD DE GANANCIALES

a) Persistencia del carácter de los bienes del matrimonio.- Significa que los bienes propios conservan esa calidad durante todo el matrimonio (Art. 103-104,107 y 111).

b) Principio del reconocimiento del derecho al reembolso.- Si ha habido una mejora en un bien propio con dinero común, puede convertirse éste en bien común, pero habrá compensación para el titular o cónyuge dueño asimilándose esta figura a otra expresada en el derecho civil aunque no reconocida por nuestra legislación, como es la accesión invertida (Art. 112 -3).

c) Principio de subrogación real.- El cambio de un bien por otro hace que el nuevo bien adquiera la misma condición del anterior, es decir, es propio. Aquí adquiere mucha importancia seguir el tracto o el rastro del bien (Arts. 106, 108, 112)

d) Principio de unidad e igualdad de gestión, administración y disposición (cogestión).- Está referido este principio a la administración indistinta y disposición conjunta (Arts. 114, 116, 117 con excepción del Art. 110).

e) Presunción de ganancialidad.- Los bienes se presumen comunes mientras no se demuestre lo contrario. Este principio se aplica en casi todas las legislaciones del mundo.

Cualquiera sea el régimen de administración de bienes la tendencia actual es dar a los cónyuges mayor libertad de convención, con la condición que se respete el régimen económico primario (cumplimiento con las cargas de la comunidad) y que no vaya en contra de la costumbre, a igualdad de los cónyuges la ética y la moral.

6 DE LA TERMINACIÓN DE LA COMUNIDAD DE GANANCIALES

Si bien el nacimiento de la comunidad de gananciales tiene su origen en el matrimonio y la unión libre o de hecho, según el Art. 123 del Código de Familia concluye por los siguientes hechos y actos jurídicos:

- Por muerte de uno de los cónyuges

- Por anulación del matrimonio

- Por divorcio y separación delos esposos

- Por la separación judicial de bienes.

Nuestro trabajo se limita al último punto que paradójicamente nuestra legislación es una de las pocas que lo mantiene habiendo desaparecido en casi todas las demás, nos referimos concretamente a la separación judicial de bienes.

Como podremos darnos cuenta la conclusión de esta comunidad no requiere de la separación de los esposos ni de la extinción del vínculo matrimonial en sí, sustentándose en situaciones de salud, ausencia o malos manejos que haga de los bienes el otro cónyuge. Sea cual fuere el motivo en que el cónyuge peticionante fundamenta su pretensión, el juez siempre debe consultar el interés de la familia y eventualmente de los terceros.

En virtud de la separación judicial de bienes cada cónyuge tiene la libre administración o disposición de los bienes que le toca en la repartición. En caso cese la separación, se restablece la comunidad de gananciales, pero cada cónyuge conserva la propiedad o la titularidad de los bienes o derechos que le fueron asignados a tiempo de la separación y de los adquiridos durante éste.

7 CAUSAS DE LA SEPARACIÓN JUDICIAL DE BIENES

El Art. 124 establece las siguientes causas:

a) La interdicción

b) La ausencia del otro cónyuge

c) Malos manejos o responsabilidad civil del otro cónyuge

La separación judicial de bienes es un proceso voluntario previsto en el Art. 459 al 464 del Código de Familia.

8 LEGITIMACIÓN CAUSAL

La legitimación tanto activa como pasiva la tienen los cónyuges; en la primera para demandar y en la segunda para ser demandado, así establece el Art. 459. Este precepto da a entender que la separación judicial de bienes se da únicamente para la institución del matrimonio y no así para la unión libre o de hecho, lo que no nos parece correcto por la asimilación de ésta última a la primera. Tanto en el matrimonio como en la unión libre, los esposos y convivientes adquieren bienes que se convierten en una comunidad de gananciales (Art. 162 Cód. de Familia). No es preciso que se produzca la ruptura unilateral para que el conviviente pueda pedir la división de los bienes, es decir, aún en vigencia de la unión libre, a nuestro entender es posible demandar la separación judicial de los bienes de los convivientes por las mismas causales establecidas para el matrimonio con la única advertencia que en la misma petición tendrá que haber una acumulación de pretensiones si es que la unión libre no estuviera declarada. Tendría que demandarse la declaración de unión libre más la separación judicial de bienes. Si acaso la primera ya estuviera declarada se plantearía únicamente la primera pretensión.

9 TRÁMITE

La demanda se presenta ante el Juez Instructor de Familia del domicilio conyugal. Importante es acompañar a la demanda el justificativo de la causa en que se apoya u ofreciendo probarla. El Juez admite la demanda si se cumplieran todos los requisitos de forma y la corre en traslado al cónyuge demandado, en el mismo Auto de la Admisión de la demanda ordenará la citación de los acreedores mediante edictos. Cabe aclarar que esta citación se hace aunque no se mencione a los acreedores en la demanda; formalidad procesal que tiene su fundamento en el hecho de que cualquier sea el régimen de administración de bienes debe respetarse el régimen primario donde los bienes comunes responden por las cargas o deudas que tenga el matrimonio o la unión libre en este caso. No lo dice el código pero se entiende que los acreedores podrán hacer conocer la existencia de sus créditos hasta antes que se produzca la liquidación donde se hace la deducción de estas (Art. 463).

Si fuese necesario, (no siempre) justificar algunos extremos se abrirá un plazo probatorio de ocho días prorrogables a quince con todos cargos fenecido el plazo el juez expedirá la resolución que corresponda, si fuese probada se procederá a la liquidación de la comunidad de gananciales.

Forma de liquidar la comunidad de gananciales en ejecución de sentencia.- Se formará inventario estimativo de los bienes por peritos nombrados por las partes o por el único en que ellos convengan, haciéndose la división en lotes haciendo previamente una reducción de las deudas. Si hubiera lugar se harán los descuentos y compensaciones que correspondan. Hecho el informe pericial el Juez pondrá en conocimiento de las partes y si no hubiese observación lo aprobará. Si no hubiese acuerdo con relación a la asignación de lotes se procederá al sorteo

artículos similares