MODULO 10 – LA CONCILIACIÓN

MODULO 10 – LA CONCILIACIÓN

0 529

LA CONCILIACIÓN

 

1. CONCEPTO DE CONCILIACIÓN

La “Conciliación” sólo se utilizaba en materia civil y no así en materia penal. Habíamos reiterado en estos leccionarios, que el Estado expropio el conflicto a la víctima prescindiendo de sus decisiones, es decir lo que se buscaba era la efectividad del Estado punitivo para que la persona que había cometido un acto antijurídico, sea finalmente condenada,. A este propósito la doctrina barajo varias tesis sobre los fundamentos de la condena, es decir cual era el fin de la condena, que es lo que busca la sociedad cuando a una persona le privan de su libertad por un tiempo determinado.

Sin embargo en el moderno Derecho Procesal Penal existen nuevas corrientes innovadoras que no están de acuerdo con que sea el Estado, el único titular de la acción penal. a través de la fiscalía y que la víctima que en realidad es la dueña del conflicto, tenga una actuación que no sea determinante.

En éste sentido nos encontramos con esta Institución de la CONCILIACIÓN, que ingresa por primera vez a la esfera del Derecho Procesal Penal, a través de la cual nos encontraremos con casos. que serán definitivamente solucionados, la víctima estará contenta por que se le dará lo que buscaba, el pago del daño ocasionado, el imputado también porque evitara un proceso largo y a cuya consecuencia del mismo puede ser castigado con una privación de su libertad, mas el pago del daño ocasionado, a través de la responsabilidad civil.

En materia penal, antes de la reforma, ha sido casi imposible hablar de la CONCILIACIÓN entre víctima y victimario , puesto que en la realidad nos encontramos con una persona que cometió , comprobado el delito, que ha transgredido un valor fundamental — un fin jurídicamente protegido ,, en perjuicio de otra persona denominada víctima—surge como consecuencia, o un acto voluntario, como autor de un hecho delictivo, La víctima a contrario sensu , surge en el proceso, contra su total voluntad , por un acto voluntario del autor del hecho punible.

De otro lado debemos entender que el hecho delictual no sólo violenta derechos de la víctima , es decir esfera privada sino, a su vez , fines jurídicos , bienes comunes, valores culturales, derechos sociales, valores ancestrales de la cultura de un pueblo , los mismo que son de interés y cuidado tanto de la sociedad como del Estado de Derecho.

Este hecho hace que la víctima no podría conciliar cuando la sociedad íntegra ha sido amenazada por el actuar ilícito de la persona imputada de la comisión de un acto delictual, que va en contra de los fines del Estado es decir la paz, tranquilidad orden público, la salud o la seguridad de la Nación.

Con éstos argumentos no habría que crear un Instituto como la CONCIIACIÓN, sin embrago el Nuevo Código de Procedimiento Penal a dado curso a ésta nueva Institución en forma restringida es decir no para cualquier tipo de delito, en otras legislaciones existe prohibición expresa que se concilie en delitos sexuales,–caso de la legislación de Costa Rica— a fin de lograr restaurar la armonía social entre sus protagonistas.

Sin embargo sería un error conceptual el presupuesto de restaurar la armonía social entre sus protagonistas, ya que en la relación víctima –victimario, no podemos afirmar que la segunda como protagonista voluntario en el hecho delictivo. Es el protagonista voluntario en el hecho delictivo es el imputado, que a través del hecho fuerza a la víctima a que intervenga ya que voluntariamente nunca hubiese ingresado en ella.

En éste sentido debe ser la VÍCTIMA quien debe encontrar reparación, ya que una vez que se hubiese probado en razón del principio de dar a cada uno lo que es suyo, debe hacerse justicia pronta y cumplida, sin denegación, aún cuando toda persona tenga el derecho de terminar sus diferencias patrimoniales a través de árbitros.

La Gran Enciclopedia Rialp Conciliación Tomo VI pág. 182 Madrid 1.984 dice: “LA ACTIVIDAD TENDENTE A PONER DE ACUERDO A LAS PARTES SUJETOS DE UNA COTROVERSIA CALIFICADA POR PRETENSIONES RECIPROCAS OPUESTAS, MEDIANTE LA INTERVENCIÓN DE UN TERCERO”. En el caso que nos ocupa éste tercero tiene que ser el Juez.

La CONCILIACIÓN en materia penal tiene por tanto que ser restringida, únicamente en las circunstancias en las cuales el hecho ilícito también es un acto aislado del autor; si el hecho ilícito, sólo transgrede los derechos de la víctima , debemos tener cuidado de que ése hecho no sea la punta de un “iceberg”, que a posteriori se manifieste en toda su magnitud dando lugar a hechos que tenga relevancia social del punto de vista de la teoría del delito..

En ésta tesitura es necesario no aislar el hecho como tal sino estudiar las circunstancias en las cuales se han producido , sobretodo analizando la personalidad del imputado y sus vínculos y medio en el cual vive, antecedentes penales, influencias criminógenas del autor.

Otro elemento que se debe tomar en cuenta en la CONCILIACIÓN es la IGUALDAD de las partes, en ésta tesitura ningún juez debe dar lugar a éste Instituto cuando no se den las circunstancias de que la víctima se encuentra en igualdad de condiciones con referencia al imputado. El juez puede tener fundados motivos de que la víctima al negociar ha actuado bajo coacción o amenaza.

De otro lado no existiría ningún problema que la víctima a efectos de lograr una conciliación pueda solicitar el asesoramiento y el auxilio de personas o entidades especializadas, quienes buscaran lograr un acuerdo entre las partes; estas personas que actúen como “amigables componedores” deberán guardar en secreto todas las actuaciones emergentes de las deliberaciones y discusiones sobre el caso.

En el sistema de Costa Ríca Art. 25 cuando se trata de la conciliación se ha clarificado que no necesita que el imputado reconozca el delito; en éste sentido el maestro Javier Llobet Rodríguez en su obra citada pág. 210 expresa “LA CONCILIACIÓN, A DIFERENCIA DE LA SUSPENSION DEL PROCESO A PRUEBA NO REQUIERE LA ACEPTACIÓN DE LOS CARGOS POR EL IMPUTADO”.

Cuando abordamos el tema de la CONCILIACIÓN estamos haciendo referencia a un INSTITUTO que tiene una relación íntima con la “reparación integral del daño”, es decir son aquellos casos en los cuales la “Víctima”, lo que busca es que se le repare el daño inferido, en ésta tesitura estamos haciendo referencia a delitos que tengan un contenido económico y a la víctima no le interesa seguir un proceso largo para que se le pague el daño ocasionado, a contrario sensu prefiere un arreglo inmediato a través de una CONCILIACIÓN. De otro lado se debe tener en cuenta que a la Víctima, por la situación en la cual se encuentra tampoco tiene interés en que se sancione al imputado privándole de su libertad..

2. NUESTRO ORDENAMIENTO JURÍDICO

En nuestro ordenamiento jurídico cuando estudiamos la CONCILIACIÓN, nos encontramos con normas dispersas a las cuales tenemos que unificarlas para poder entender a cabalidad con éste instituto.

También podemos decir que no existe una norma jurídica que haga referencia directamente a como debe efectuarse la audiencia de CONCILIACIÓN, sobretodo cuando se trata de delitos de acción pública, al punto que algunos tratadistas sobre el tema expresaron que la CONCILIACIÓN era exclusivamente para delitos de acción privada, donde sí estaban consignados y no en los delitos de acción privada, ya que expresamente no consigna el NUEVO CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL.

De otro lado se sostuvo que la CONCILIACIÓN, era para aquellos delitos de acción pública que habían sido convertidas en ACCIÓN PRIVADA, es decir cuando ya el fiscal no tenía ninguna intervención. Es decir el argumento se traduce en una imposibilidad del Ministerio Público para conciliar, debiendo ser ésta, exclusivamente para aquellos delitos que son de acción privada.

Sin embargo en el análisis de las norma correspondientes a la CONCILIACIÓN, nos encontramos con las que tienen referencia a las atribuciones y competencias que tiene el JUEZ DE INSTRUCCIÓN EN LO PENAL. El Art. 54 Inc. 5) a la letra dice: “LOS JUECES DE INSTRUCCIÓN SERÁN COMPETENTES PARA: HOMOLOGAR LA CONCILIACIÓN CUANDO LE SEA PRESENTADA”. Esta norma jurídica únicamente podemos interpretarla en el sentido de que se trata de delitos de acción pública ya que el Juez de Instrucción no puede conocer delitos de acción privada que son de competencia exclusivamente del Juez de Sentencia según reza el Art. 53 Inc. 1.) LOS JUECES DE SENTENCIA SON COMPETENTES PARA CONOCER LA SUSTANCIACIÓN Y RESOLUCIÓN: LOS JUICIOS POR DELITOS DE ACCIÓN PRIVADADA”. Es decir que la esfera de competencia de los jueces de sentencia es primordialmente los delitos de acción privada y aquellos que tenga una pena privada de libertad de cuatro o menos años. El Juez de Instrucción por tanto no puede conocer éstos delitos. Sin embargo el Art. 54 Inc. 5) le da competencia para HOMOLOGAR LA CONCILIACIÓN, como podría un juez de Instrucción homologar un delito que sea de acción privada – no tendría competencia – únicamente podemos entender ésta norma cuando se trate de delitos de acción pública – que sí tiene competencia, ya que se trata de delitos que se encuentran todavía en la “Etapa Preparatoria”. En parte claramente la norma dice “CUANDO LES SEA PRESENTADA”, es decir se está refiriendo a la presentación de la CONCILIACIÓN en ésta etapa en una audiencia conclusiva.

Por otra parte el Art. 27 Inc. 6) expresa lo siguiente : “MOTIVOS DE EXTINCION , LA ACCION PENAL SE EXTINGUE: POR LA REPARACIÓN INTEGRAL DEL DAÑO PARTICULAR O SOCIAL, CAUSADO, REALIZADO HASTA LA AUDIENCIA CONCLUSIVA, EN LOS DELITOS DE CONTENIDO PATRIMONIAL O EN LOS DELITOS CULPOSOS QUE NO TENGA POR RESUILTADO LA MUERTE , SIEMPRE QUE LO ADMITA LA VÍCTIMA O EL FISCAL SEGÚN EL CASO.

Esta norma jurídica es base y clave para entender la COCILIACIÓN en los delitos de acción pública donde no puede conocer el Juez de Sentencia, tampoco el Tribunal de sentencia ya que la norma claramente hace referencia A LA AUDIENCIA CONCLUSIVA, sabemos que la misma únicamente puede efectuarse ante el Juez de Instrucción en lo Penal y de ninguna manera ante el Juez de Sentencia a posteriori, tampoco se la podría efectuar puesto que imperativamente dice: “HASTA LA AUDIENCIA CONCLUSIVA” es decir que pasada la audiencia conclusiva ya no podría pedirse la CONCILIACIÓN, con lo que nuestros argumentos quedan claros y diáfanos al respecto

También fundamentamos lo expresado a través del Art. 327 párrafo segundo del Código de Procedimiento Penal que a la letra diee: “CUANDO PROCEDA, EL JUEZ PROMOVERA LA CONCILIACIÓN DE LAS PARTES PROPONIENDO LA REPARACION INTREGRAL DEL DAÑO. Esta norma jurídica le dá iniciativa al Juez de Instrucción en lo Penal para promover y por tanto tomar la iniciativa en una AUDIENCIA CONCLUSIVA para lograr la conciliación , incluso proponiendo la reparación integral del daño.

El Art. 326 Inc. numeral 8 expresa: “EN LA AUDIENCIA CONCLUSIVA LAS PARTES PODRAN: PROMOVER LA CONCILIACIÓN PROPONIENDO LA REPARACIÓN INTEGRAL DEL DAÑO”. Esta norma da iniciativa a las partes es decir también al imputado a efectos de lograr la CONCILIACIÓN en plena audiencia conclusiva. Como estamos viendo se trata siempre de la intervención del Juez de Instrucción en lo Penal y no cabe duda de que se trata de delitos de acción pública.

En relación a la forma como deberá efectuarse una CONCILIACIÓN, tenemos que tener en cuenta el Art. 27 Inc. 7 que dice: “POR CONCILIACIÓN EN LOS CASOS FORMAS PREVISTOS EN ESTE CÓDIGO. Esta norma tiene referencia tanto a la CONCILIACION que debe efectuarse ante el Juez de Sentencia en los delitos de acción privada, como a los delitos de acción pública en la audiencia conclusiva.

3. DELITOS QUE PUEDEN CONCILIARSE

No todos los delitos pueden ser susceptibles de una CONCILIACIÓN lo cual sería injustos pensemos que un ASESINATO, lograr una conciliación seria injusto y sería un fomento a la delincuencia, ya que son delitos de sumo gravedad, donde se encuentran comprometidos, uno de los valores mas grandes que tiene el ser humano; el derecho a la vida.

En éste sentido al Nuevo Código de Procedimiento Penal tenemos que interpretarlo en concordancia con otras normas del mismo , en ésta tesitura el Art. 27 Inc. 6 nos da el límite de la COCILIACIÓN en relación a que tipos de delitos es decir debe tratarse de DELITOS QUE TENGAN UN CONTENIDO PATRIMONIAL , verbigracia el ESTELIONATO, ETC. Nótese que en éstos delitos la víctima lo que siempre ha querido es que se le pague el daño ocasionado y a la brevedad posible. La misma norma jurídica nos ilustra y dice: “EN LOS DELITOS CULPOSOS” Es otro límite que pone el legislador, sabemos bien que hay delitos que son culposos y otros que son dolosos, la restricción de la CONCILIACIÓN es para los delitos dolosos, los cuales no pueden conciliarse, por tratarse de delitos de acción pública y porque el dolo hace que debe tener un tratamiento distinto

Finalmente la norma nos señala un último límite esta vez en relación a la vida y a la salud de las personas, dice el artículo: “QUE NO TENGAN POR RESULTADO LA MUERTE”.

4. AUDIENCIA DE CONCILIACIÓN

Esta audiencia de CONCILIACIÓN, se debe efectuar tomando en consideración los Arts. 325 y 326, 327.

En primera instancia se debe señalar la audiencia conclusiva en aplicación 325 considerando los días es decir no menor a los 5 días ni mayor a los 20 días y dentro las 24 horas. En la audiencia como habíamos señalado para las otras se deben cumplir con toda las formalidades de ley.

Sin embargo el Juez de Instrucción debe tomar dos casos que pueden ser motivo de CONCILIACIÓN por una, puede que ya exista acuerdo de partes – en euyo caso- la labor jurisdiccional consistirá en estudiar de que no se encuentren dentro la restricciones que reza el Nuevo Código de Procedimiento Penal, Ej. Si es homicidio, por mas acuerdo que exista el juez deberá rechazar sobre tablas la Conciliación.

El otro caso es cuando no presenta ningún acuerdo a efectos de la HOMOLOGACIÓN, motivo por el cual en la misma audiencia se deberá trabajar a fondo para lograr que se produzca la CONCILIACIÓN, en realidad el Juez tendrá más responsabilidad ya que todavía no existen los términos de la Conciliación, desde luego, siempre el juez deberá compulsar si se encuentra dentro de los delitos que pueden conciliarse.

En la audiencia conclusiva el Fiscal puede pedir directamente la CONCILIACIÓN, en éste sentido el Art. 323 Inc. 2 en su parte pertinente dice: “REQUERIRA ANTE EL JUEZ DE LA INSTRUCCIÓN QUE SE PROMUEVA LA CONCILIACIÓN”. En éste sentido en la audiencia conclusiva el fiscal puede tener la iniciativa y directamente puede plantear al Juez de la Instrucción el verificativo de la COCILIACIÓN

Sin embargo también debemos considerar el Art. 326 que da FACULTADES A LAS PARTES a efectos de pedir la CONCILLIACIÓN, en otras palabras no sería prerrogativa exclusiva del fiscal pedir la conciliación sino también del propio imputado. Sin embargo, esta norma se encuentra en concordancia con el Art. 27 Inc. 6 que pide la ADMISION DEL FISCAL O LA VÍCTIMA”. En otras palabras la víctima aunque la CONCILIACIÓN sea solicitada por el imputado podrá siempre oponerse en base a dicha norma jurídica y no admitir que vaya adelante la misma. En consideración que la víctima es quien a sufrido económicamente a causa del delito y por tanto es la única que puede saber cuando está reparado íntegramente el daño sufrido.

5. RESOLUCIÓN

Al termino de la audiencia conclusiva, el juez puede decidir de dos maneras, primero si no da curso a la CONCILIACION, directamente la RECHAZARA.

Sin embargo en casos en los cuales sea procedente la COCILIACIÓN deberá dictar un AUTO INTERLOCUTORIO, con todas las formalidades que ya hemos estudiado en los otros casos, mediante la cuál EXTINGUE DEFINTIVAMENTE LA ACCIÓN PENAL. Se deberá notificar oralmente a las partes en la misma audiencia, a efectos de que puedan presentar la apelación incidental ante la Cortes Superior de Justicia.

 

 

artículos similares

0 986