Home Derecho Penal MODULO 3 – EL HABEAS CORPUS

MODULO 3 – EL HABEAS CORPUS

1 53

EL HABEAS CORPUS

 

1. CONCEPTO DE HABEAS CORPUS

El Habeas Corpus nace como una garantía de las personas, en contra de actos de autoridades que violan su libertad, emitidos con abuso de poder que restringen sus legítimos derechos de locomoción y otros. Desde la época del Derecho Romano, hasta el presente, las autoridades con un sin fin de pretextos han logrado suprimir uno de los derecho mas importantes que tiene el ser humano, es decir el derecho a la libertad, las causas fueron múltiples, pudiendo ser políticas, interés particular, odios, resentimientos etc.

Uno de los Recursos mas importantes que tiene la humanidad es el Recurso de Habeas Corpus, que tiene por objeto preservar el derecho a la libertad que tienen los seres humanos. En ésta tesitura podemos precisar que el Habeas Corpus tiene una íntima relación con el derecho a la LOCOMOCION, la misma que puede ser privada a través de autoridades que por ignorancia del derecho o por motivos obscuros restringieren éste sagrado derecho que tienen todas las personas.

Si nosotros analizamos la historia del derecho, podemos afirmar que la misma es una lucha en contra del poder del Estado punitivo, que a través de diversas figuras restringen las libertades de las personas, privándoles de una de las garantías mas importantes que les permiten su calidad de seres humanos, es decir SU SAGRADO DERECHO A LA LIBERTAD..

En su libro Jurisdicción Constitucional el Dr. José Antonio Rivera cita a Lafayette quien expresa: “ES EL RECURSO EXTRAORDINARIO INSTITUIDO PARA HACER CESAR DE PRONTO E INMEDIATAMENTE LA PRISION O CONSTREÑIMIENTO ILEGAL”. Analizando dicha definición podríamos decir que una persona cuando se encuentra presa es decir privada de su libertad en un centro penitenciario, en una oficina policial, en una clínica o en cualquier lugar por una autoridad cualquiera o por particulares, tiene el derecho de hacer cesar la misma en casos de que sea ilegal, es decir en contra de lo que dispone la ley máxima de un Estado de Derecho que es la Constitución, o en contra de lo que establecen las normas vigentes.

Otro tratadista de nombre Fernández Segado expresa “LA PRETENSION DE ESTA INSTITUCION ES ESTABLECER REMEDIOS EFICACES Y RAPIDOS PARA LOS EVENTUALES SUPUESTOS DE DETENCIONES DE LA PERSONA NO JUSTIFICADOS LEGALMENTE O QUE TRANSCURREN EN CONDICIONES ILEGALES”. Esta definición toma en cuenta la privación de la libertad que no tiene un justificativo o asidero legal, es decir podríamos ya hablar de una detención con una aplicación incorrecta de la norma jurídica, desde éste punto de vista podríamos establecer que un juez puede detener injustificadamente por una mala interpretación de la ley, de otro lado una detención puede ser ilegal cuando la misma se encuentra detenida mas tiempo de lo que establece la norma jurídica. Ahora bien., en todos estos casos la persona que se encuentra privada de su libertad tiene la posibilidad de presentar el Recurso de Habeas Corpus a fin de lograr su inmediata libertad.

La Convención Americana sobre Derechos Humano, en su Art. 7 Inc. 6 establece lo siguiente: “TODA PERSONA PRIVADA DE LIBERTAD TIENE DERECHO A RECURRIR ANTE UN JUEZ O TRIBUNAL COMPETENTE, A FIN DE QUE ESTE DECIDA, SIN DEMORA, SOBRE LA LEGALIDAD DE SU ARRESTO O DETENCION Y ORDENE SU LIBERTAD SI EL ARRESTO O LA DETENCION FUERAN ILEGALES”. Es decir que la Convención toma en cuenta a cualquier persona privada de su libertad y el legítimo derecho que le asiste de recurrir a una autoridad competente para que con inmediatez se pronuncie sobre la LEGALIDAD ya sea del arresto o detención; en nuestro ordenamiento jurídico debemos distinguir el arresto de la detención preventiva; el arresto puede ordenar la policía o el fiscal con el único fin de no perjudicar la investigación y sea imposible individualizar a los autores. La detención preventiva es de competencia exclusiva de los jueces, en los casos, que le son solicitados en forma fundamentada. Sin embargo la Convención Americana, establece claramente que también la policía, el fiscal y una autoridad jurisdiccional pueden privar de su libertad en forma ilegal violando las garantías fundamentales.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su Art. 8, establece textualmente lo siguiente: “TODA PERSONA TIENE DERECHO A UN RECURSO EFECTIVO, ANTE LOS TRIBUNALES NACIONALES COMPETENTES, QUE LE AMPARE CONTRA ACTOS QUE VIOLEN SUS DERECHOS FUNDAMENTALES RECONOCIDOS POR LA CONSTITUCION O POR LA LEY” . Es decir que la Declaración Universal de los Derechos Humanos, considera en forma general a LOS DERECHOS FUNDAMENTALES, y dentro los mismos se debe considerar en forma prioritaria al derecho de locomoción, sin embargo también está inserto el derecho a la libertad de pensamiento, a la libertad de culto, a la libertad de imprenta, de asociación de reunión etc. En otras palabras al utilizar la nominación de Derechos Fundamentales la declaración tantas veces citada, le otorga una importancia esencial a todos éstos derechos que son la base de los Estados de Derecho. En el ordenamiento jurídico de nuestro país debemos rescatar para la configuración del Habeas Corpus al elemento LIBERTAD, y situaciones en las cuales una persona se encuentre en la posibilidad cierta de perder su libertad.

2. EVOLUCION HISTORICA

Para conocer el origen del Habeas Corpus, necesariamente tenemos que remontarnos al Derecho Romano, en éste sentido tenemos el antecedente de los INTERDICTOS, que significaba un “entredicho” que en latín es INTERDICTO DE HOMINE LIBERO EXHIBENDO”, que se aplicaba exclusivamente a los “hombres libres” ya que en los orígenes de Roma en la civitas romana habitaban los ciudadanos, los hombres libres, los peregrinos, los extranjeros y una clase de hombres llamados “esclavos” que no tenían ningún derecho ya que se los consideraban “cosas” de propiedad del “dominus”. En éste sentido el Interdicto citado supra era exclusivamente para los hombres libres, fue Justiniano uno de los mas grandes jurisconsultos romanos que habría definido al Habeas Corpus como la EXHIBICION DE UN HOMBRE LIBRE, PARA AMPARARLO EN SU LIBERTAD”; de esta definición podemos concluir que la autoridad que había dispuesto la pérdida de su libertad, necesariamente tenía que hacer comparecer a dicha persona, es decir tenía que EXHIBIR AL HOMBRE, de ahí los orígenes del Habeas Corpus que también significa la exhibición del cuerpo de la persona que se mantiene en las legislaciones contemporáneas.

No obstante los orígenes antiguos del Habeas Corpus, en la mayoría de las legislaciones donde está vigente el mismo , no se hace alusión al Derecho Romano sino mas bien al Derecho Anglosajón, cuyos orígenes son posteriores,. de ahí que buen número de los tratadistas sostienen que el Habeas Corpus tiene sus orígenes dentro las Instituciones de la Carta Magna de 1.215, el Acta de Hábeas Corpus de 1.679 y la ley de 1.816. Esencialmente el Habeas Corpus en el derecho Anglosajón consistía en la obligación que tenía todo carcelero o funcionario, a favor de un individuo puesto bajo su custodia y dicho Habeas Corpus se presente ante dichos funcionarios, que quedan obligados a manifestar la causa de esta detención , pagando u ofreciendo abonar los gastos necesarios para conducir al prisionero, que serán tasados por el juez o tribunal que haya expedido el Habeas Corpus.

3. INTERPOSIION DEL HABEAS CORPUS

El Recurso de Habeas Corpus se encuentra claramente establecido en nuestra Constitución Política del Estado en su Art. 18 a favor de toda persona que se creyere estar indebida o ilegalmente perseguida, detenida, procesada o presa podrá ocurrir ante la autoridad competente a efectos de que se guarden las formalidades legales.

Es decir que nuestra Carta Magna es amplio cuando trata del Habeas Corpus , puesto que no solo se refiere como en otras legislaciones a casos en los cuales la personas se encuentran detenidas sino a personas que se encuentran indebida o ilegalmente perseguidas, procesadas incluso por autoridad jurisdiccional. En éste aspecto debemos hacer el comentario que merecen dichas situaciones jurídicas

3.1 INDEBIDAMENTE PERSEGUIDA.-

Quiere decir que no existe ningún motivo , ningún hecho que de lugar a una persecución a través de órganos jurisdiccionales u otras autoridades, en otras palabras son circunstancias en las cuales no existe norma jurídica alguna que dé lugar a una persecución, este hecho ilegal puede efectuarse a través de citaciones, comparendos etc.

3.2 ILEGALMENTE PERSEGUIDA.-

En estos casos se debe considerar que no se está cumpliendo con el “debido proceso” que establecen los tratados internacionales firmados por nuestra República, es decir, el derecho a la defensa, la asistencia técnica del imputado a través de su abogado, el juez natural, el derecho de defensa, etc. De otro lado también se debe considerar que en éstos casos se puede partir de una detención legal cuando los jueces disponen la detención preventiva, sin embargo el Código de Procedimiento Penal establece claramente el tiempo de duración en el Art. 239 Inc. 2 y 3 es decir que ninguna persona puede estar detenida durante 18 meses preventivamente sin que se haya dictado sentencia u de 24 meses sin que ésta hubiera adquirido la calidad de cosa juzgada. Es decir que en éstos casos la detención se convierte en ilegal y el juez puede merecer un Habeas Corpus en caso de que no cumpla con el precepto legal ante una solicitud fundada del imputado. .

Últimamente el Tribunal Constitucional que está creando una jurisprudencia constitucional estableció también el DEBIDO PROCESO como un elemento que motiva el HABEAS CORPUS, la sentencia constitucional No. 369/99 expresa: “SE ENTIENDE POR PROCESAMIENTO ILEGAL O INDEBIDO, A LA ACCION EN LA QUE UN JUEZ O TRIBUNAL JUDICIAL, A TIEMPO DE SUBSTANCIAR UN PROCESO PENAL, LESIONA LA GARANTIA CONSTITUCIONAL DEL DEBIDO PROCESO, EL MISMO QUE EXIGE QUE LOS LITIGANTES TENGAN EL BENEFICIO DE UN JUICIO IMPARCIAL, ANTE LOS TRIBUNALES Y QUE SUS DERECHOS SE ACOMODEN A LO ESTABLECIDO POR DISPOSICIONES JURIDICAS GENERALES APLICABLES A TODOS AQUELLOS QUE SE HALLEN EN UNA SITUACION SIMILAR, ES DECIR, IMPLICA EL DERECHO DE TODA PERSONA A UN PROCESO JUSTO Y EQUITATIVO.

Consideramos que esta nueva línea del Tribunal Constitucional tendrá que ser refrendada, revisada y darle los alcances jurídicos ciertos, ya que no se encuentra expresamente en la Constitución Política del Estado, de otro lado, se debe tener en cuenta que la violación del debido proceso, directamente dá lugar la nulidad de la sustanciación del juicio Ej. Cuando el imputado no estuvo asistido de su abogado defensor, en éste sentido sería ocioso, recurrir de un HABEAS CORPUS, cuando el imputado al final resultará beneficiado por la violaciones del “Debido Proceso”. A guisa de ejemplo señalamos los principales actos que denotan INDEBIDO PROCESO: Derecho a ser informado de la acusación, Asistencia de un abogado, Derecho a un interprete, Derecho a un proceso público. Proceso sin dilaciones, Pruebas pertinentes, el derecho de guardar silencio etc.

4. JUEZ DE INSTRUCCIÓN DE PROVINCIAS

El Nuevo Código de Procedimiento Penal en el Art. 54 Inc. 8 establece claramente la competencia de los jueces de Instrucción para resolver HABEAS CORPUS, cuando no existan jueces de sentencia en sus asientos jurisdiccionales, en éste sentido cualquier juez de Instrucción de Provincia puede conocer el Recurso Heroico del Habeas Corpus, es mas, debemos entender que éste Recurso podría estar dirigido contra cualquier autoridad incluyendo la jurisdiccional. En éste punto la ley del Tribunal Constitucional No. 1836 del 1 de abril de 1998 establece claramente los pasos a seguir a efectos de la audiencia y posterior revisión.

5. TRÁMITE DEL HABEAS CORPUS

ADMISION.- Cualquier persona que se encuentre en la situación mencionada supra podrá plantear éste Recuso Extraordinario, ya sea por sí o por cualquiera a su nombre, no es necesario un poder notarial. Es decir se trata de que la autoridad competente no observe éste aspecto y que la persona sufra actos ilegales permaneciendo detenida.; también se debe considerar que por las características que tiene el Recurso, de preservar uno de los derechos fundamentales “derecho a la libertad”, tampoco se necesitan muchas formalidades, incluso se podría obviar el papel sellado, debemos pensar que la persona podría ser de pocos recursos que no pueda comprar ni papel sellado ni timbres, mientras tanto estaría privado de su libertad indebidamente

En casos en que la persona sea menor de edad, incapacitada, analfabeta o notoriamente pobre y no pueda contratar un abogado podrá plantearse el Habeas Corpus prescindiendo de todos los requisitos formales, en cuyos casos la persona agraviada u otra puede presentarse directamente ante el juez a efectos de exponer los hechos en forma oral, en cuyo caso la autoridad competente deberá levantar un acta circunstanciada con todo el valor de una demanda formal, según el Dr. José Antonio Rivera, “Jurisdicción Constitucional Pag.396.-

Las autoridades competentes donde tienen que presentarse el Recurso son los Jueces de Partido o la Corte Superior del Distrito en los departamentos y en las provincias reiteramos los jueces de provincia cuando no existan jueces de sentencia. Un problema que se planteo fue el siguiente:::los Ministros de la Corte Suprema de Justicia pueden ser demandados de un Habeas Corpus?, en un principio se pensó de acuerdo a ley 1836 del Tribunal Constitucional que el Recurso únicamente debería plantearse ante una autoridad de igual o mayor jerarquía, como quiera que en nuestro país no existe ninguna autoridad de igual o mayor jerarquía que los Ministro de la Corte Suprema de Justicia se pensó que no podían ser demandado por Habeas Corpus , puesto que el único de igual jerarquía sería el Tribunal Constitucional, sin embargo no tiene competencia para conocer dicho recurso. En éste sentido al presente el Tribunal Constitucional ha señalado y marcado jurisprudencia al respecto , y a definido a través de una sentencia constitucional que los Ministro de la Corte Suprema de Justicia pueden ser demandados también por un recurso de Habeas Corpus. Este aspecto es importante, ya que de lo contrario tendríamos en Bolivia a Ministros que no cumplen con la ley, que no cumplen con los plazos procesales sin que exista medio de defensa por parte de la ciudadanía; en éstas circunstancias; a éste propósito tendríamos que pensar en las personas que se encuentran detenidas sin tener sentencias con la calidad de cosa juzgada cuyo caso se encuentra en la Corte Suprema e Justicia.

5.1 AUDIENCIA.-

Una vez admitida la demanda, la autoridad que conocerá del Habeas Corpus deberá señalar día y hora para el verificativo de la audiencia dentro las 24 Hs. siguientes tal cual dispone el Art. 91 de la citada ley del Tribunal Constitucional. Con el anterior Código de Procedimiento Penal y antes de que entre en vigencia la ley del Tribunal Constitucional, en casos de Habeas Corpus, cuando en la antigua Policía Técnica Judicial se estaba investigando con detenido, ante la citación de Habeas Corpus, simplemente las autoridades optaban por poner en libertad al recurrente e informar en ése sentido al Tribunal el mismo que ni siquiera llevaba a efecto la audiencia, produciéndose tácitamente la deserción del recurso. Al presente con el N.C.P.P. que es garantista y con la jurisprudencia que está creando el Tribunal Constitucional, una vez admitido y señalado día y hora la audiencia de Habeas Corpus, la misma no deberá suspenderse por ningún motivo, incluso si no asisten ninguna de las partes, es decir la autoridad competente deberá siempre efectuar la audiencia y remitir dentro las 24 horas los antecedentes al Tribunal Constitucional, también se debe entender que el Tribunal está obligada a dictar siempre la correspondiente sentencia, audiencia que pueden efectuarse con horas extraordinarias incluyendo días feriados.

Otro aspecto importante del Habeas Corpus es que la persona detenida necesariamente deberá ser conducido a la audiencia, en éste sentido la autoridad que dispuso su detención deberá también hacerse cargo de ordenar que comparezca ante el Tribunal Constitucional de Habeas Corpus. En la audiencia en primer lugar deberá hacer uso de la palabra la parte recurrente y en segunda instancia la autoridad recurrida a los únicos efectos de informar las causas por las cuales dispuso la detención; no existe duplica y ni replica, motivo por el cual una vez expuestos los argumentos se deberá dictar la sentencia, estando prohibido los cuartos intermedios o la suspensión de la dictación de la Resolución para otro día. A éste propósito el Tribunal Constitucional a dispuesto un línea clara, en sentido de que los jueces que conocen de Habeas Corpus , deberán remitir los antecedentes dentro las 24 Hs., caso contrario se harán pasibles de sanciones pecuniarias por incumplimiento de deberes.

5.2 EJECUCION INMEDIATA DE LA SENTENCIA.-

El Art. 18 numeral III establece claramente que la sentencia constitucional deberá EJECUTARSE EN EL ACTO, es decir en caso en que se haya dispuesto la libertad del recurrente, éste debería quedar en libertad en el acto, sin embargo a éste propósito no siempre se cumple de ésta manera, ya que los tribunales constitucionales establecen que sea el juez de la causa quien expida el correspondiente mandamiento de libertad . A éste propósito existe una pequeña burocracia, ya que en el interín la persona continua detenida, debiendo previamente, hacerse presente el oficial de diligencias en la correspondiente Penitenciaria, registrar en el libro el mandamiento de libertad y la autorización del Gobernador del Establecimiento Penitenciario para finalmente ejecutar.

El argumento que esgrimen las autoridades pertinentes está relacionado con el hecho de que el imputado puede estar detenido en la Penitenciaria también por otros juzgados, motivo por el cual no pueden ordenar directamente la libertad sin que se registre en el libro de la Penitenciaria y los responsables constaten de que no existen otras ordenes de detención ordenadas por otras autoridades…

6. REVISIÓN DE LA SENTENCIA

En consideración a que la libertad de las personas es esencial y la mas importante, no obstante ello, algunas autoridades jurisdiccionales puedan equivocarse en la dictación de la sentencia, permitiendo una violación de los derechos humanos la Carta Magna, permite la revisión de la sentencia por parte del Tribunal Constitucional , según reza el Art. 18 en numeral III y el Art. 93 de la ley del Tribunal Constitucional. En ésta instancia dicho Tribunal confirmará o revocará la sentencia .

Finalmente debemos tomar en cuenta que el Tribunal Constitucional ha establecido la reparación de daños y perjuicios en casos en los cuales los recursos de HABEAS CORPUS sean procedentes, en ésta tesitura la autoridad recurrida será condenada al pago de la reparación , éste monto puede ser fijado en la misma audiencia o puede ser calificado a posteriori cuando no existan los elementos necesarios para conocer el monto real , en cuyo caso se abrirá un término de 8 días para la acreditación de los mismos. En este sentido se debe considerar el principio “in dubio pro reo” y evitar detenciones indebidas que pueden dar lugar al resarcimiento de daños y perjuicios por parte de los jueces que apliquen la ley en forma inquisitiva, tomando en cuenta el Art. 7 del N.C.P.P.

SIMILAR ARTICLES