Home Derecho Familiar MODULO 9 – OPOSICIÓN AL MATRIMONIO

MODULO 9 – OPOSICIÓN AL MATRIMONIO

2 47

OPOSICIÓN AL MATRIMONIO

 

1 INTRODUCCIÓN

Dentro de las formalidades en la celebración del matrimonio, existen dos que son muy importantes y tienen relación estrecha entre sí: a) La publicación mediante edictos del futuro matrimonio, con la finalidad de que personas interesadas puedan hacer las denuncias de impedimentos. Surge así un ius acusandi (derecho de acusación). Esta formalidad está generalizada en las distintas legislaciones; b) La oposición a la realización del matrimonio.

En el derecho romano ya se hablaba de impedimentos absolutos y relativos. En los absolutos impide el matrimonio con toda persona. Los relativos impiden el matrimonio con determinadas personas, ej: el parentesco. 

Los canonistas hablan de impedimentos anulatorios o dirimentes y prohibiciones o prohibiciones simplemente. Los primeros anulan el matrimonio, en los segundos el matrimonio subsiste con reglas subsanadoras. En el primero el vicio es muy grave, por eso no se puede convalidar jamás; en el segundo no son tan graves, por eso puede subsanarse.

Se consideran como impedimentos absolutos la edad, capacidad o lucidez mental, vínculo o ligamento anterior. Los impedimentos relativos son el parentesco, adopción y conyugicidio o inexistencia de de crimen.

2 LOS IMPEDIMENTOS EN NUESTRO CÓDIGO DE FAMILIA

2.1. Impedimentos absolutos:

a) Edad (art. 46). Se refiere a la pubertad legal.

b) Salud mental (art. 45).

c) Libertad de estado (46).

d) Plazo de 300 días en caso de la mujer viuda, divorciada o cuyo matrimonio resulte invalidado.

2.2. Impedimentos relativos:

a) Parentesco por consanguinidad o afinidad (47 y 48).

b) Parentesco por adopción (49).

c) Conyugicidio o inexistencia de crimen (50)

d) Por tutela (51).

Conyugicidio o inexistencia de crimen.- Antes de pasar a otro tema, queremos hacer algunas consideraciones respecto a la figura jurídica del título.

El conyugicidio está previsto en nuestro Código de Familia como inexistencia de crimen. En la doctrina se lo conoce también con el denominativo de impedimento de crimen, nombre que nos parece el más correcto. Existen tres formas:

1. Conyugicidio propiamente dicho, que es la muerte del cónyuge por el cónyuge.

2. Conyugicidio impropio, que es la muerte del cónyuge por el amante.

3. Conyugicidio por complotación mutua. Aquí se ponen de acuerdo el amante y el cónyuge contra el otro cónyuge.

El fundamento de esta prohibición es que no se puede premiar el crimen.

Nuestro Código acoge el conyugicidio impropio, pues habla de la persona que consuma el homicidio contra el cónyuge de la otra.

En casi todas las legislaciones la afinidad ya no es impedimento para el matrimonio.

3 SITUACIÓN ACTUAL DE LA INSTITUCIÓN

No obstante las previsiones legales, es a tal punto rarísimo que se deduzca oposición al matrimonio, que ni se conocen casos en que ella haya sido llevada a conocimiento judicial, ni existe jurisprudencia al respecto.

El tratadista Spota critica la subsistencia de esta institución, quien entiende que toda oposición debería resolverse en el rechazo por el Oficial el Registro Civil, por ser infundada, o en la acción judicial deducida por el Ministerio Público, más no por otras personas; entiende que se trata de remedio preventivo, no utilizado en la práctica y que se presta a causar gravísimos daños por su ejercicio irregular.

En realidad la trascendencia práctica de la oposición radica exclusivamente en la circunstancia de que las personas que pueden deducir oposición al matrimonio, por la existencia de impedimentos dirimentes.

La oposición al matrimonio consiste en la protesta que se formula ante el O.R.C. para impedir la celebración de un enlace. El oficial del Registro Civil, presentado una oposición está obligado a suspender su celebración, hasta que el juez se pronuncia sobre ella.

Se trata de una manifestación del Derecho de Familia, de intención en las uniones de sus miembros. La ley del matrimonio civil permite a determinadas personas oponerse a la celebración del proyectado matrimonio sobre la base de la existencia de impedimentos.

4 CASOS EN QUE PUEDE EJERCERSE LA OPOSICIÓN AL MATRIMONIO Y PERSONAS LEGITIMADAS PARA HACERLO.

El art. 62 del compilado familiar señala a las personas que pueden oponerse.

1. Los padres y en su defecto los ascendientes y los parientes colaterales hasta el cuarto grado de uno u otro de los pretendientes, por cualquier impedimento o prohibición legal.

2. El tutor respecto al pretendiente que se halla bajo su tutela, en las mismas condiciones que en el caso anterior.

3. El cónyuge respecto al otro que quiere contraer nuevo enlace, sin estar disuelto el anterior.

4. El ex cónyuge o sus herederos, cuando el otro intenta contraer matrimonio en contravención a lo dispuesto por los arts. 48,50 y 52.

5. El Ministerio Público cuando tiene noticia de algún impedimento o prohibición.

En el primer caso la madre o el padre pueden hacer oposición independientemente del otro cónyuge, de acuerdo a lo determinado por el art. 53 del C. De Familia, derecho que emana de la patria potestad, para ello deben concurrir motivos graves que justifiquen la oposición. Igual caso puede darse con los abuelos u otros parientes. La misma situación se da en el segundo caso.

En el tercer caso se justifica aún más, pues, nadie puede contraer matrimonio sin estar disuelto el primero, inclusive constituye un delito.

En el caso cuarto tiene su razón de ser en cuestiones de moralidad si nos referimos a la afinidad, auque ya muchas legislaciones no la contemplan. En la inexistencia de crimen el justificativo es que no se puede premiar al crimen para legalizar una situación familiar. En el plazo de los trescientos días para que la mujer divorciada, viuda o cuyo matrimonio sea anulado, es para precautelar la seguridad de una posible filiación, gozando el hijo de la presunción de paternidad.

Finalmente en el caso 5. Atribuye al Ministerio Público, la facultad de formular oposición, intervención que se funda en el hecho de que este representa el interés de la sociedad y de la ley. Para facilitar su intervención, el ordenamiento familiar dispone que el oficial del Registro Civil, si conoce sobre la existencia de algún impedimento para la celebración del matrimonio, o si ha recibido alguna denuncia debe poner inmediatamente en conocimiento del Fiscal, a objeto de que el formula la oposición . Si el oficial del Registro Civil incumple esta obligación incurre en la sanción prevista por el art. 93 del C. De Familia.

Además de la sanción económica, puede ser objeto el Oficial del Registro Civil de sanción penal, cuando corresponda que se encuentran en los arts. 242 y 244 del C. Penal. (bigamia u otros) o efectúe inscripciones falsas.

El art. 54 del C. De Familia establece sanciones a los contrayentes. Si estos se casan sabiendo que están impedidos, mediante multas pecuniarias. Art. 55.- Este art. dispone la efectividad y destino de las multas, que en definitiva van a beneficiar al órgano administrativo de protección de menores.

5 PROCEDIMIENTO

Las personas legitimadas para oponerse, deben hacerlo, según el art. 62 del Código de Familia en el término de las publicaciones y hasta antes de la celebración del matrimonio.

Art. 63. Denuncia:

a) Al Ministerio Público

b) Al Oficial del Registro Civil. Sentará acta con firma del opositor y dos testigos.

Formas: Verbal y escrita

Art. 64

1. Nombre, apellidos, datos personales del que deduce

2. El grado de parentesco o condición del opositor respecto de los pretendientes.

3. El impedimento o prohibición en que se funda.

4. Los documentos que prueban la existencia del impedimento, expresando en caso contrario el lugar donde se halla.

Art. 65

Efectos: La oposición deducida por persona autorizada, suspende la celebración del matrimonio, hasta que se pronuncie resolución que declare improbada, mediante sentencia ejecutoriada.

El opositor cuya oposición sea rechazada, puede ser condenado al pago de daños y perjuicios que haya causado, salvo que se trate de algún ascendiente o del Ministerio Público.

Art. 68.

El Oficial del Registro Civil, remite al juez la oposición, para que resuelva, previa noticia fiscal, con citación y emplazamiento de los pretendientes y del opositor.

Recibida la oposición al matrimonio, el Juez de Instrucción de Familia radicará la causa y abrirá un plazo probatorio de 8 días, prorrogables al máximo de 15, con todos cargos, pronunciando sentencia en el plazo de tres días. La sentencia es apelable en ambos efectos y en el plazo de 8 días ante el Juez de Partido de Familia. El auto de vista es recurrible de nulidad o casación ante la Corte Superior, en el plazo de 5 días (arts. 438 y 439 del Código de Familia).

Cabe aclarar que este es un proceso sumario.

BIBLIOGRAFIA

1. Gareca Oporto, Luis. Derecho Familiar práctico y razonado.

2. Décker Morales, José. Código de Familia, comentarios y concordancias.

3. Samos Oroza, Ramiro. Apuntes de Derecho de Familia, Tomo I.

4. Paz Navarro, Armando. Práctica Forense en el Derecho Familiar.

5. Morales Guillén, Carlos. Código de Familia.

6. Enciclopedia Omeba

7. Oblitas, Edgar. Diccionario de Jurisprudencia Civil, Comercial y de Familia

8. Corte Suprema de Justicia. Labores Judiciales de 1988

SIMILAR ARTICLES

Comentarios